Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

BLOG Temas del blog

BLOG Suscribirme al blog

BLOG Comentarios

No hay comentarios.

Cambiar los rodapiés, una tarea fácil

    Los rodapiés de una habitación son muy importantes por la estética que crean en la misma. Los rodapiés están destinados a ocultar las juntas de dilatación de los suelos de tarima, a tapar los cortes de los materiales, a aislar los encuentros entre pared y pavimento,... E incluso pueden ocultar cables e instalaciones eléctricas o de datos.

    Cambiar el viejo rodapié de una habitación es mucho más sencillo de lo que parece, siempre y cuando contemos con los materiales y las herramientas adecuadas y sigamos atentamente todos los pasos que a continuación os detallamos.

    Lo primero de todo es quitar el rodapié original. Lo normal es que sean de madera o aglomerado y estén clavados a la pared. Haciendo palanca con una pata de cabra o, en su defecto, con un destornillador, los podremos separar fácilmente para retirarlos. Es aconsejable que conservemos las piezas viejas, si no están rotas, para medir los nuevos tramos que necesitaremos.

    Si los rodapiés son de cerámica, serán más complicados de quitar, ya que suelen estar pegados con cemento-cola. En este caso, tendremos que picarlo con un cincel o cortafríos y una maceta de albañil. Una vez retirados hay que dejar la pared perfectamente limpia y lisa para poder encolar o clavar el rodapié de madera o aglomerado.

    Una vez retirados los antiguos rodapiés y seguir con el trabajo, es necesario que dispongamos de una herramienta que corte las piezas en inglete. Aunque puede hacerse con un serrucho de costilla y una caja de ingletes. Los tramos rectos también deben unirse con uniones en bisel (45%) para que las juntas queden mejor disimuladas.

    Las piezas cortadas se colocan con adhesivo o con clavos. Lo más habitual es hacerlo con clavos de acero galvanizados, de color marrón oscuro, son mucho más resistentes y no se doblan al golpearlos, aunque si contamos con una pistola de clavar iremos mucho más rápido y conseguiremos mejores resultados.

    Si pegamos el rodapié a la pared tardaremos menos tiempo, pero luego nos resultará más difícil retirarlo si queremos volver a cambiarlos.

    Si las uniones entre las piezas no son muy exactas, se pueden rellenar con masillas para madera del color adecuado, blanco, roble, nogal,... del mismo color que los rodapiés que hemos elegido.

    Si quieres aprovechar para alojar cables en el interior del rodapié, los hay con canaletas internas destinadas a este fin.

    Los rodapiés de mejor calidad son los de madera maciza sobre todo los de maderas tropicales. Los rodapiés de derivados de la madera resisten peor la humedad y suelen terminar por hincharse o deteriorarse.

Continuar leyendo
Etiquetas:
Valora este artículo del blog:
0
137 Hits
0 Comentarios

Cómo colocar rodapiés. Parte 2

    Seguimos con consejos para la instalación de rodapiés.

    Si la estancia dispone de ángulos internos en las paredes, es aconsejable colocarlos primero. Para ello, se clavarán uno sobre otro los extremos de los zócalos para evitar que la esquina llegue a abrirse. A continuación, se fijará el resto de las piezas. Esta operación se repetirá tantas veces como sea necesario hasta que toda la habitación disponga de zócalo.

    Cuando todas las piezas estén cortadas y ajustadas, se empezarán a fijar a la pared con clavos o tornillos.

    El principal problema cuando se está colocando el zócalo es, que ni los suelos ni las paredes son siempre tan rectos como deberían o bien, cuentan con irregularidades que impiden que el zócalo quede a ras del suelo.
Para solventar este pequeño inconveniente, hay que poner un taco de madera de la altura del hueco más grande que haya, entre la base del rodapié y el suelo. Se coloca un lápiz sobre él y se desliza el taco a lo largo del zócalo, de tal forma que, el lápiz trace una línea que imite las curvaturas e irregularidades del propio suelo. Después simplemente habrá que cepillar el zócalo para rebajarlo hasta la línea trazada y de esta manera conseguiremos que su base se ajuste al máximo posible al suelo.

    Recordad, en caso de que vayáis a retirar un rodapié antiguo, es muy importante comprar el nuevo rodapié de igual o mayor tamaño que éste, tanto en anchura como en altura. Y siempre es aconsejable adquirir uno o dos metros de más, ya que es posible que perdamos trozos en las diferentes secciones y empalmes que hagamos.

    Para más información no dudes en contactar con los profesionales de Carpintería Kapitel, estaremos encantados de poder ayudarte y aconsejarte en la instalación del nuevo rodapié para tu hogar.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
129 Hits
0 Comentarios

Kapitel Decor logotipo blanco

· Dirección: C/ Emilio Niveiro 31. 45600 - Talavera de la Reina (Toledo)

· teléfono: 925 82 41 64
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FOOTER Información legal

FOOTER Condiciones

FOOTER Mi cuenta

ofertas kapitel decor icon

GENERAL Menú Móvil

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.