Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

BLOG Temas del blog

BLOG Suscribirme al blog

BLOG Comentarios

No hay comentarios.

Decora tus paredes con frisos

    Si estás buscando una alternativa para aislar y decorar las paredes de tu casa desde luego los frisos de son una de las mejores alternativas. Además, con los frisos, podrás disimular defectos de la pared o tapar el gotelé. Una de sus principales ventajas es que son tan sencillos de instalar que puedes hacerlo tú mismo, son un resultado totalmente profesional y satisfactorio. Incluso los techos podrían recubrirse con frisos con un resultado muy óptimo. Para decidirte es muy importante conocer los principales tipos de frisos, según el material en el que están fabricados, de esta manera elegirás el más adecuado para cada uso y estancia de tu hogar.

    Frisos de madera. Son los clásicos frisos, recordando al estilo nórdico. Son muy aislantes y aportan una calidez especial a las habitaciones, cocinas, oficinas y pequeños talleres en casa incluso, porque no, al oficio de la cocina. Puedes optar por maderas en tonos oscuros para crear ambientes más rústicos y envolventes, teniendo en cuenta que absorben más luz. Si lo que buscas es la claridad, los frisos de madera decapada son perfectos.

    Frisos de melamina. Tienen una base de conglomerado o DM, y su última capa imita a la perfección los diferentes tipos de madera, incluido los nudos, también los puedes encontrar lacados en blanco u otros colores, o con estampados de todo tipo. La melamina es un material muy resistente, fácil de colocar y no necesita ningún tipo de mantenimiento. Puedes encontrar diferentes tipos de grosores de la lama. Son ideales para las habitaciones de los niños porque se limpian muy fácilmente con un paño húmedo y resisten muy bien los golpes y arañazos. Los frisos de melamina en blanco puedes utilizarlos para habitaciones clásicas de niños mientras que si se dispone en horizontal, le darás un toque más moderno al dormitorio.

    Frisos de PVC. Son ideales para habitaciones húmedas como los baños y cocinas, pues a los frisos de PVC no le afecta ni el calor ni la humedad. Resultan una opción muy interesante si la plaqueta o azulejo de la cocina o baño ya se han quedado anticuados y no quieres meterte en una obra para modernizas esas zonas. Su principal ventaja es que tienen un mantenimiento nulo y que puedes encontrar una gran variedad de acabados muy originales y decorativos.

    Puedes consultar nuestros frisos entrando en www.carpinteriakapitel.es

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
31 Hits
0 Comentarios

Frisos de PVC

    Los frisos de PVC son el accesorio ideal para decorar nuestro hogar. No les afecta la humedad, y por lo tanto, son la mejor solución para la decoración de todo tipo de interiores, incluidos los baños y cocina, como para locales comerciales para el revestimiento decorativo de las paredes, mostradores, recepciones, etc.

    Los frisos de PVC son una alternativa muy buena a los frisos de madera, pues son más económicos, muy fáciles de instalar y fáciles de limpiar. Podemos encontrarnos frisos de paredes y de techo, con una gran variedad de diseños que se adaptarán a tus necesidades y gusto.

    A continuación queremos daros unos consejos de instalación para que podáis colocarlos de forma sencilla y rápida.

    Para instalar los frisos de PVC solo necesitas una grapadora, listones de madera de 2 cm de grosor y 4 de ancho, una taladradora, tacos y tornillos, y evidentemente el friso y las cantoneras del mismo color elegido.

    Lo primero de todo hay que colocar los listones en horizontal o vertical, dependiendo de cómo quieras luego colocar el friso, por toda la superficie donde estará instalado, cada 25 cm un listón. Marcar primero, y luego hacer los agujeros en la pared y atornillar los listones a la misma.

    Una vez colocados todos los listones, hay que ir poniendo las tablas del friso una a una. Se pondrán en la superficie sobre los listones e ir grapando, por la parte más fina del friso, en todos los listones. Como ya hemos dicho antes, puede ser en horizontal o vertical.

    Ir montando un friso sobre otro para que queden todos juntos por igual.

    Si tenéis que hacer algún recorte, primero presentar, tomar las medidas, recortar y por último colocar.

     Para terminar el trabajo hay que colocar las esquinas, en este caso pondremos las molduras esquineras en cada lado de la pared o techo, un marco en la ventana y en la puerta si hay. Y para rematar un bonito rodapié, ya que el friso tiene que llegar hasta el suelo. Nunca dejéis el rodapié de obra, ni pongáis el friso encima del mismo, os quedaría un efecto raro y además os complicará la instalación.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
90 Hits
0 Comentarios

Decorar las paredes con frisos

    Originariamente, los frisos eran esas partes finas que diferenciaban las paredes del techo o del suelo, pero por fortuna, actualmente, se han convertido en unas bandas decorativas que pueden llegar a cubrir parte o la totalidad de una pared. Además del carácter decorativo, cubrir una pared con frisos añade un componente aislante a la vivienda. Las paredes son una de las partes de la vivienda donde se pierde mayor cantidad de energía, por lo que la instalación de frisos nos puede evitar esa pérdida de energía. Además del ahorro de energía, los frisos también pueden proporcionar un aislamiento acústico, muy necesario en las viviendas urbanas.

    Podemos encontrar diferentes tipos de frisos según el material en el que estén fabricados. Por una lado están los frisos de madera, este material es el ideal si queremos dar un toque rústico o clásico a nuestras paredes. Si por el contrario, queremos dar un toque más moderno y porque no, más atrevido, los frisos de melamina son la mejor elección pues ofrecen acabados más alternativos. Y por último, están los frisos de PVC, son perfectos para decorar zonas más húmedas, como puede ser un baño o la cocina, o incluso un sótano.

    A la hora de decorar con los frisos, podemos jugar con las diferentes anchuras que tiene, con la forma de colocarlos en las paredes, tanto horizontal como vertical, o también puedes combinarlos con pintura o papel pintado si no quieres cubrir toda la pared con el friso. Todo depende del resultado que quieras conseguir y de tu imaginación.

    Como ya hemos comentado, los frisos nos ofrecen una gran capacidad decorativa, además de poseer otras ventajas como la de aislar. Los frisos, son la elección perfecta si quieres renovar tus paredes, bien por decoración o porque estén viejas o estropeadas, conseguirás un resultado perfecto y todo de una forma muy económica y casi sin obras.

    Para ver nuestra sección de frisos pincha aquí.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
29 Hits
0 Comentarios

Kapitel Decor logotipo blanco

· Dirección: C/ Emilio Niveiro 31. 45600 - Talavera de la Reina (Toledo)

· teléfono: 925 82 41 64
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FOOTER Información legal

FOOTER Condiciones

FOOTER Mi cuenta

ofertas kapitel decor icon

GENERAL Menú Móvil

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.